Llámanos: (+593) 4 2286 882
TIPOS DE PIEL

TIPOS DE PIEL

Aprende a determinar tu tipo de piel: Aquí te explicamos cómo!

 

Una de las preguntas más comunes que nos hacemos las mujeres cuando nos queremos iniciar en el mundo del cuidado de nuestra piel es ¿Y qué tipo de piel tengo?. La respuesta a esta pregunta es la que nos ayudará a seleccionar los productos ideales para nuestro rostro.

 

Existen diferentes tipos de piel, sin embargo, podemos agruparlas en tres categorías, grasa, seca y mixta, y para determinar si tu piel corresponde a alguna de esas tres, te dejamos a continuación la siguiente técnica:

 

El método de la cara desnuda:

1. Remueve todo el maquillaje de tu rostro, lávalo y elimina cualquier rastro de suciedad. Seca tu rostro con una toalla dando toques suaves. Después de este proceso no apliques ningún producto.
2. Espera una hora y analiza tu rostro, tu frente, nariz, barbilla, también llamada zona T y tus mejillas, zona C.

 

    • Si la piel de tu zona T y tu zona C se muestra oleosa o brillante y tus poros se ven abiertos, es una piel gruesa, se siente suave, además tienes puntos negros, te bronceas fácilmente al estar al sol y no presentas ni rojeces ni descamación, tu piel muy probablemente sea grasa y puedes tener tendencia acnéica.
    • Si sólo la piel de tu zona T se muestra un poco oleosa o brillante y la de tu zona C no presenta signos de grasa, tienes además una piel fina, con un brillo mate moderado, resiste los factores climáticos como el frío o el viento y tus poros no se notan tan abiertos, entonces tu piel debe ser mixta.
    • Si ninguna parte de tu rostro presenta signos de grasa y por el contrario se muestra tirante, presenta poco brillo y tiene un tacto áspero, además tiende a presentar signos tempranos de envejecimiento, se bronceas mal al sol, tiene poros muy cerrados y se ve incluso un poco roja entonces tu piel es seca, muy probablemente.
    • Si tu piel muestra algunas de las características mencionadas, pero además presenta inflamaciones, rojeces e irritación, además de molestias o dolor, es muy posible que tu piel sea sensible.

 

 

Es importante recordar que algunos factores como la salud, la edad, la temporada o el ambiente, la temperatura, si fumas y la contaminación ambiental, pueden hacer que tu tipo de piel cambie, y es fundamental que, si lo notas, tú también cambies el cuidado de tu piel.

 

Si a pesar de realizar este método, no estás segura qué tipo de piel tienes, no dudes en consultar con tu dermatólogo.

 

Si quieres ver los productos a utilizar según tu tipo de piel da click aquí.

Pin It on Pinterest

Share This